Aventuras en plena II Guerra Mundial…

Os dejo, amigos, un extracto de “El Secreto de los Dedos de Aignes”. Una aventura bélica ambientada en plena II Guerra Mundial…

“— ¡Saltad! –gritó el capitán sin girar el rostro— ¡Ahora!

James fue el último en hacerlo. Ladeó la cabeza durante un instante, deseando suerte al valiente capitán Meyers, quien debería abandonar la nave cuando el combustible se agotase. Sintió que la responsabilidad adquirida al conocer el propósito final de la misión le provocaba un ligero temor. Ya no buscaban joyas para venderlas en un supuesto mercado negro: ahora competían con el III Reich para evitar que éste se apoderase de un arma terriblemente poderosa.

Una ráfaga de viento lo aproximó hasta el pequeño grupo de paracaídas que se desplegaba entre la oscuridad de la noche. La luna se ocultaba tras un grueso manto de nubes, lo que les proporcionaba la oportunidad de pasar desapercibidos. El aterrizaje arrancó un nuevo estremecimiento de dolor en la pierna derecha. Rodó por el suelo, se despojó del paracaídas con rapidez y se agazapó tras un espeso arbusto expectante. Percibió movimiento a una decena de metros a su derecha, se aproximó con precaución y empuñó la pistola. Frente a él la unidad se había reagrupado y aguardaba su llegada.

—Vamos –indicó el teniente— Poitiers se encuentra muy cerca, pero debemos buscar una referencia para orientarnos.”

Pincha en el enlace para leer más información de la novela: SINOPSIS EL SECRETO

¿Quieres conseguirla en papel? EL SECRETO EN PAPEL

¿Quieres leerla en Amazon Kindle? EL SECRETO EN KINDLE

¿O prefieres en PDF o EPUB? EL SECRETO DIGITAL

promo1

Leer en papel…

Para un autor independiente, resulta muy complicado establecer una distribución mas o menos seria de sus novelas. Es evidente que el acceso a las librerías es muy complicado, así que aprovechamos las redes sociales e internet para ofrecer al lector nuestras novelas. Este es el caso de las tres novelas que más éxito han tenido entre los lectores: “Inmortal”, “El Secreto de los Dedos de Aignes” y “¡Que vengan cuando quieran!
 

Sigue leyendo