¿Se puede enseñar historia con una novela?

 

Yo creo que sí, tan sólo es voluntad del educador encontrar la novela adecuada con la que mostrar un acontecimiento o época históricos. Soy un apasionado de la historia, pero reconozco que tanto en el instituto como en el colegio se me hacía muy difícil tragar la asignatura de historia: los profesores avanzaban como podían con un temario muy amplio, en el que el alumno aprendía poquito y de manera poco motivadora.

Fue cuando me sumergí en la literatura cuando comencé a disfrutar de la historia con multitud de novelas que, de pronto, me mostraron que el pasado se puede aprender de manera muy amena. Incluso jugando al rol aprendíamos historia, pues el juego de rol se basaba en la edad media y recorríamos las calles de Constantinopla, Toledo, Parías y otros lugares históricos. Aprendíamos sobre el vestuario de la época, la propia historia de los ambientes en los que jugábamos y mucho más. Por supuesto que también tocaba hincar los dientes, pero lo hacía con una predisposición muy favorable.

Quizá fuese otra época, pero lo que sí que tengo claro es que en aquellos tiempos los profesores ni tan siquiera se cuestionaban poder mejorar sus clases. Es posible que tampoco tuvieran las herramientas necesarias, pero lo que sí que es cierto es que leer literatura histórica y jugar a un juego de rol ambientado  en una época histórica me ayudó a desarrollar esta pasión por la historia que hoy tengo la suerte de disfrutar.

Yo quiero ayudar a que los jóvenes se enganchen a la historia, y la mejor manera que tengo es la de ofrecer mis novelas a aquellos que crean oportuno poder utilizarlas para tal fin. Ya he hablado con algunos profesores que están interesados en utilizar dos de mis novelas para incluirlas como lectura recomendada para sus alumnos. Hay que hacer algunos retoques en las ediciones destinadas a los alumnos, por supuesto: sustituir algunas palabras mal sonantes y suavizar algunas escenas. El precio será también muy ajustado, por supuesto, tanto en la edición en papel como en la edición digital, pues lo que persigo es que los alumnos se enganchen a la historia, no ganar dinero. También estamos estudiando la posibilidad de que acuda al centro para dar una pequeña charla sobre el periodo histórico de ambas novelas.

Las novelas en cuestión son las siguientes:

“El Secreto de Los Dedos de Aignes”, ambientada en la II Guerra Mundial. Aquí dejo la sinopsis:

5 de Junio de 1944.
Un día antes de la ansiada ofensiva sobre la Normandía ocupada, el soldado James Villalobos es reasignado a una unidad secreta de reciente creación, alejándole de su unidad, la 101 º Aerotransportada, y dando al traste con el sacrificio realizado durante más de dos años de exigente entrenamiento junto a sus compañeros de armas.
La misión, que deberá realizar junto a otros cinco desconocidos, comporta un elevado riesgo y muy poca importancia estratégica para el desarrollo de la contienda, por lo que James no se muestra muy satisfecho con el traslado. Aún así la unidad Pantocrátor salta sobre Normandía compartiendo las adversidades del ejército aerotransportado aliado en una de las mayores ofensivas de la historia militar; logra avanzar tras las líneas enemigas y descubre que su misión, aparentemente sencilla, esconde una maraña de traición, codicia y asesinatos, que le sitúa en el núcleo estratégico de un terrible conflicto entre los dos bandos contendientes. Y todo ello tras el enigmático secreto que se oculta tras “Los dedos de Aignes”.

¡Que vengan cuando quieran! Novela que lleva al lector a la época de los Tercios del siglo XVI. Aquí os dejo la sinopsis:

Julio de 1539

La fortaleza de Castilnuovo, un enclave estratégico situado en la costa adriática, es asediada por un ejército de más de cincuenta mil soldados comandados por el temible corsario turco Barbarroja. El Tercio Nuevo de Castilnuovo, compuesto por tres mil quinientos soldados, se dispone a afrontar un cruel asedio liderado por el Maestre Don Francisco de Sarmiento y Mendoza. Ésta es la historia de los hombres que hicieron frente al Turco desde las atalayas de una pequeña fortaleza situada a miles de kilómetros de sus hogares, donde escribieron uno de los capítulos más heroicos de su época, y cuyo valor no fue olvidado con el transcurso de los años. Una aventura en la que la traición y el honor caminan de la mano junto al dolor y la esperanza de una pequeña cuadrilla de hombres que formará parte del valeroso Tercio, y cuya sangre será derramada para limpiar el honor mancillado un año atrás.

Después de sufrir en sus propias carnes la furia de los soldados españoles durante las primeras jornadas del asedio, Barbarroja ofreció una rendición honrosa para aquellos leones enjaulados. La respuesta fue proclamada desde lo alto de las murallas por sus voces roncas y duras como el terreno que defendían: “¡QUE VENGAN CUANDO QUIERAN!” Asi combatieron, fieros y orgullosos, los componentes del Tercio Nuevo de Castilnuovo…

Dos épocas muy diferentes: la Segunda Guerra Mundial y el Siglo de Oro. Conocerán sus costumbres, qué comían los soldados, qué material utilizában, así como obtendrán una visión muy precisa del periodo histórico en ambas novelas. ¿Cómo eran los soldados de los Tercios?Alguien podría decir que se trata de dos novelas bélicas en las que la gente muere y hay violencia. Estoy de acuerdo, pero también hay muerte y violencia en las obras de Shakespeare, Calderón de la Barca y otros tantos autores clásicos. La edad más adecuada comenzaría a ser desde los 15 años. A esta edad la mayoría de los chavales ya han leído o visto “Juego de Tronos”; los juegos de las consolas les muestran toda la violencia y contenidos para adultos que deseen, así como el cine, la tele y demás. En todo caso, como ya he indicado anteriormente, las novelas se pueden adaptar para que no existan reticencias al respecto.

¿Te apetece unirte a la iniciativa? Entonces no tienes más que ponerte en contacto conmigo al siguiente mail: pablocarniceroescritor@gmail.com. Ya verás como la iniciativa tendrá éxito.

20160510_133639

Anuncios

Leer en papel…

Para un autor independiente, resulta muy complicado establecer una distribución mas o menos seria de sus novelas. Es evidente que el acceso a las librerías es muy complicado, así que aprovechamos las redes sociales e internet para ofrecer al lector nuestras novelas. Este es el caso de las tres novelas que más éxito han tenido entre los lectores: “Inmortal”, “El Secreto de los Dedos de Aignes” y “¡Que vengan cuando quieran!
 

Sigue leyendo

Feria del Libro de Guadalajara 2016.

Fue un fin de semana especial, puesto que de nuevo regresaba a la Feria del Libro de Guadalajara (la española, no la mejicana) con un nuevo libro debajo del brazo: ¡Que vengan cuando quieran! Amenazaba lluvia pero el agua nos respetó durante toda la mañana, lo cual permitió a los paseantes disfrutar de la feria y de los puestos con un cálido sol asomando entre las nubes. Yo acudí algo nervioso, lo reconozco. Me presenté a las diez menos cuarto de la mañana y resultaba que se abría la Feria a las 11 (soy un fenómeno), así que me tocó irme a dar un paseo y tomarte el tercer café de la mañana y leer un poco a Chandler, para ver si me tranquilizaba. Craso error: revisando los mensajes que los lectores me dejan en Facebook, me encuentro con uno muy especial de un lector al que admiro que me dejó emocionado, pues había leído ¡Que vengan cuando quieran! de un tirón y me agradecía el haberlo escrito. El mensaje transmitía emoción y agradecimiento, así que los nervios crecieron de manera inexplicable.

13147637_10209554483757813_1275478602344081921_o

Sigue leyendo

Rompamos las barreras…

Quizá el problema más importante al que debe enfrentarse un escritor independiente es la distribución de sus novelas en papel. En formato digital no supone un gran problema, por supuesto, pero comenzarte a plantear la manera y el lugar donde distribuir la novela supone un quebradero de cabeza definitivo. Y no es solo para el escritor independiente, también lo es para las editoriales pequeñas que no tienen el músculo de distribución que pueden tener otras. La tirada manda, por supuesto, así que de una tirada corta puedes esperar una distribución similar.

Sigue leyendo

El Capitán Machín de Munguía

El capitán Machín de Munguía  es uno de los protagonistas de la gesta que el Tercio de Castilnuovo realizó en 1539. Capitaneaba una de las compañías del citado Tercio, compuesta casi en su totalidad por vizcaínos, y su carrera militar está plagada de grandes gestas y actos heróicos junto a sus hombres. Un ejemplo fue su defensa encarnizada de una galera veneciana ante tres galeras turcas… aquí os dejo un texto de la época en la que se narraba la proeza:

Machín de Munguía

“Conducía á la compañía mandada por Machín de Munguía que sufrió lo más rudo del ataque el día 26. Rechazó con la artillería y los arcabuces, no solamente á las galeras, sino también á una nao de las que los turcos tomaron á los venecianos, y con la cual, llena de gente, abordaron. Al anochecer, cuando descargó la borrasca, estaba el casco destrozado, partido el timón y el árbol deshecha la bomba, y los soldados solos, porque los marineros habían huído en el batel, si que quedara á bordo más que el maestre y el carpintero; mas siendo los de la compañía de Machín vascongados casi todos y hombres de mar bastantes, aderezaron el timón, y con un pedazo del trinquete corrieron hacia la mar. Lo que más les apurabta era el agua de los balazos, teniéndo que sacarla á mano por falta de la bomba, sin lograr agotarla por más que hacían. En la pelea murió el alférez de la compañía con veinte soldados; los heridos pasaron de trienta, siéndolo Munguía de astillazos. Este capitán, decía la comunicación, ha ganado más honra que ninguno en la jornada…”

Sigue leyendo

Las encamisadas…

Una de las tácticas más temidas de los Tercios españoles fueron sus constantes encamisadas: incursiones nocturas de carácter ligero encaminadas a ocasionar un daño lo más mortal posible. Los asaltantes se tocaban con sus características camisas blancas con el aspa roja bien visible con el propósito de ser reconocidos por sus propios compañeros. Atacaban como felinos en la noche, ocasionaban el mayor daño posible y huían dejando atrás un campamento envuelto en caos. Aquí os dejo un extracto de ¡Que vengan cuando quieran!, donde se relata una de los múltiples encamisadas que el Tercio de Castilnuovo realizó contra los Turcos durante el asedio.

encamisada3

Si os apetece leer la novela, podéis encontrar más información en los enlaces:

Sigue leyendo

Como comprar en Amazon con dinero en metálico

Muchos de vosotros me habéis trasladado vuestras reticencias a comprar tanto en Amazon como en otras plataformas de comercio digital. En este caso, Amazon es completamente seguro, pero como seguro que seguiréis desconfiando, existen dos posibilidades de comprar en la plataforma sin introducir los datos de tu tarjeta:

  • Puedes solicitar en tu banco una tarjeta monedero. Es como una tarjeta de débito normal, solo que la vas recargando desde tu entidad bancaria. En el caso de un fallo de seguridad en el sistema de Amazon, tan sólo podrían acceder a los datos de esta tarjeta monedero y no a los de tu tarjeta de débito o crédito habitual. Puedes solicitarla en tu banco habitual.
  • Puedes adquirir en metálico un código de compra de Amazon. El proceso es exactamente igual que si recargases una tarjeta de teléfono de prepago: vas a un establecimiento autorizado, compras el cupón que quieras (mínimo 10 euros, máximo 50), introduces el código en el apartado “código de compra” y listo.

Sigue leyendo

Presentación de ¡Que vengan cuando quieran!

Ayer fue uno de esos días extraños, en los que te sientes protagonista pero en realidad sabes que la protagonista es la novela. Sin ella no estarías allí. Y sin los lectores tampoco, por supuesto.

Pues tocó día importante. Vestido con mi camiseta de los Tercios españoles (que dentro de poco me vendrá grande) acudí a los estudios de Esradio Guadalajara, donde además grabaron la entrevista para la televisión Alcarria Tv, y después visité los estudios de Ser Guadalajara. Ambas fueron entrevistas muy interesantes y diferentes, aunque el protagonista era el libro que presentaba. Y hablamos de la novela, de literatura, de historia, del mundo del escritor independiente y de alguna chorradilla. No tengo ni idea de cuanta gente escucharía ambas entrevistas, ciertamente, pero para para alguien que es independiente, tener estas oportunidades es muy importante.

Y eso no es todo. Como ya he dicho, la promoción de una novela autopublicada es eso, autopromoción. Toca pegarte en las redes sociales, enviar notas de prensa y darle el coñazo a tus amigos y conocidos para que se tomen la molestia de gastarse 3 eurillos en una novela que sé que les va a gustar. Y, ojo, que no todos lo han hecho, ya que me consta de que por mucho que sean amigos o familiares, no siempre te hacen caso.

Parece increíble, pero quien más caso te hace es quien no te conoce. “Nadie es profeta en su tierra”. La acogida en Facebook y el resto de redes sociales ha sido, simplemente, espectacular. Casi un millar de “Me gusta” y un centenar de desconocidos han compartido las imágenes y posts relacionados con la novela, las visitas a la página web se han disparado hasta niveles históricos… y por supuesto, la novela se ha vendido. E, insisto: mis amigos y conocidos han debido de comprar, como mucho, cinco o seis ejemplares. Lo sé porque puedo controlar quien hace los pedidos, quien pincha en cada enlace que envío y todo lo demás. Así que podría decir que menos del 10% de mis amigos y conocidos han acudido a mi llamada.

Como colofón, la novela se ha situado en el primer puesto en el ranking de Historia de la Edad Media, y en el ranking general de Amazon comienza a escalar de manera muy prometedora. Espero que continúe, porque de verdad que la novela merece la pena.

Os dejo algunas fotografías del día de ayer, así como los enlaces a los vídeos y a los archivos sonoros:

Entrevista en Esradio:

Entrevista en la Ser:

yoserquevengan

#1 en Historia de la Edad Media en Amazon.

Muchas gracias, amigos lectores.

Sensaciones encontradas

Hoy toca divagar un poco.

Durante estos últimos días he tenido numerosas sensaciones encontradas. Por un lado, la alegría de volver a publicar la décima novela (casi las cuento como las Copas de Europa de fútbol, jejeje), y ser consciente de lo mucho que aún queda como mejora tanto como escritor como para todo lo demás. Por otro lado, te sientes algo desconcertado cuando compruebas que cada día el mundo de la autopublicación es más complicado. Ahora la tendencia que ha marcado los últimos años se ha invertido: el lector busca más ediciones en papel, lo cual significa que el mercado para los independientes va cambiando ligeramente. Compruebas que las editoriales han reaccionado ante el nuevo panorama que nos ocupa (algunas inteligentemente, otras de manera tirana con sus colaboradores), lo cual le añade mucho más aliciente al mundo en el que nos encontramos.

He mantenido algunas conversaciones con lectores (creo que no se habían dado cuenta de que soy escritor), en las que se me ha caído el alma a los pies, pues aún siguen pensando que piratear las novelas es lícito, amparándose en la cantidad de libros que leen al mes y su limitada capacidad adquisitiva. Es injusto, pues en la mayoría de los casos son lectores que yo denomino “egoistas”. Consiguen la novela por medios ilegales, en algunos casos ni siquiera se la leen, y en el supuesto de que se la lean y les guste, no se detienen un instante para hablar de ella. Es decir: que además de que te roban muchas horas de trabajo, ni siquiera lo agradecen.

Por otra parte, reconozco que he encontrado a lectores completamente diferentes a los anteriores: no solo se han leído tu novela, es que además la recomiendan y hablan de ella en los diferentes foros. Uno de ellos, en un foro de fantasía, no consideraba desproporcionado el precio de mi recopilatorio de cuatro novelas de fantasía “El Mundo de las Sombras”, pues opinaba que pagar 8 euros por cuatro novelas era una buena inversión para el lector. Y me consta que los ha pagado. Es para quitarse el sombrero. Además animaba a los demás compañeros de foro a leerla, de manera que casi me emocioné cuando lo leí.

Yo soy un lector generoso: soy un apasionado de, entre muchos otros autores, Eduardo Mendoza. Y siempre regalo un libro, en este caso su genial “El asombroso viaje de Pomponio Flato”. Opino sobre ésta y otras novelas tanto en foros como en plataformas sociales, procuro regalarlas y admiro y respeto a su autor, un genio. Creo que he debido comprar esta novela más de una docena de veces, y nunca tengo un ejemplar en casa: lo regalo siempre que puedo. Sin importar si es por un cumpleaños, aniversario, boda, bautizo (para los padres, claro…) o incluso una simple visita a mi casa.

En fin. No prosigo con mis divagaciones, que el lector no tiene derecho a ser víctima de ellas, jejeje.  Sensaciones encontradas, pues: lectores egoistas, lectores generosos. El formato papel que cobra fuerza. ¿A dónde llegaremos en esta aventura?

Vemos a intentarlo de nuevo

 

Después de un tiempo en el que no he tratado de ponerme en contacto con editorial alguna, creo que ha llegado el momento de intentarlo de nuevo. La verdad es que lo hago porque ha habido muchos lectores que me han animado a ello, además de que el ritmo de reseñas que he ido recibiendo ha crecido en los últimos meses. Por todo esto me he dicho: vamos a darnos una nueva oportunidad con la edición en papel “clásica“, por así decirlo. No son buenos tiempos para la literatura, lo sé, pero me parece que mi camino por el sector independiente está mucho más enfocado a la versión en digital más que en papel, y es posible que pueda encajar.

Fue hace dos años cuando perdí la esperanza en captar la atención de las editoriales “clásicas”. En algunos casos, recibí algunas respuestas desalentadoras. En otros, directamente no las recibí. La verdad es que entonces me embarqué en la primera novela negra “Un tipo casi normal en una situación casi anormal”, y me olvidé por completo del asunto.  Tres novelás depués, creo que podemos volver a intentarlo de nuevo, sabiendo que es muy posible que reciba un largo silencio como respuesta, o directamente una negativa.

Aún así, vamos a por ello. Por vosotros, amigos.