Mr. Marlowe…

Si eres un apasionado de la novela negra, deberías leer las novelas del autor clásico por antonomasia, Raymond Chandler, y conocer las aventuras de su personaje, el detective Philip Marlowe. Quizá sea Chandler el precursor de las novelas negras, con permiso de Conan Doyle y su inmortal Holmes, y con la aprobación de Dashiell Hammett. Chandler dibuja una sociedad gris, funesta, quizá observada desde el punto de vista cínico y oscuro de su personaje. Cínico y pesimista, Marlowe emplea su tiempo libre en beber whisky, leer poesía y jugar partidas de ajedrez consigo mismo… y también trata de mantenerse alejado de las femme fatales que revolotean en sus aventuras:

“Soy un investigador privado con licencia y llevo algún tiempo en este trabajo. Tengo algo de lobo solitario, no estoy casado, ya no soy un jovencito y carezco de dinero. He estado en la cárcel más de una vez y no me ocupo de casos de divorcio. Me gustan el whisky y las mujeres, el ajedrez y algunas cosas más. Los policías no me aprecian demasiado, pero hay un par con los que me llevo bien. Soy de California, nacido en Santa Rosa, padres muertos, ni hermanos ni hermanas y cuando acaben conmigo en un callejón oscuro, si es que sucede, como le puede ocurrir a cualquiera en mi oficio, y a otras muchas personas en cualquier oficio, o en ninguno, en los días que corren, nadie tendrá la sensación de que a su vida le falta de pronto el suelo”.

Si tuviera que sacar una influencia en mis novelas, quizá Decisión Encadenada sea mucho más negra que “Un tipo casi normal en una decisión casi anormal”, aunque la idea que elaboré relacionada con el protagonista de sendas aventuras, Miguel Herrero, sea mucho más parecido a Marlowe en la segunda de ellas. Aún así, la obra de Chandler encandilará al aficionado a la novela negra, puesto que se remontará a los orígenes y se encontrará leyendo las novelas que crearon al típico detective privado que posteriormente inundaría en toda la literatura negra hasta nuestros días. Un regreso al origen que hará las delicias del lector.

Recomiendo leer la primera de las novelas en las que aparece Marlowe: “El sueño eterno”, así como el visionado de la película protagonizada por Bogart y Lauren Bacall. Ambas obras son joyas de la literatura y el cine negro, y aseguran muy buenos momentos de entretenimiento. Pincha en el cartel de la película si deseas acceder a la ficha en filmaffinity:

elsueñoeterno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s